· 

¿Cuándo fué la última vez que afilaste tu hacha?

Un día, un joven fuerte llegó a un campo de leñadores para pedir trabajo. Al ver su aspecto, el encargado le contrató sin dudarlo. El primer día, su trabajo fue muy duro y su producción excelente. Todos estaban alegres por su rendimiento.

Curiosamente, el segundo día su producción fue la mitad, aunque había trabajado con la misma ferocidad. El tercer día, aún peor. Los árboles que cortó fueron muy pocos.

Cuando le consultaron por su pobre trabajo, el joven respondió que no sabía lo que pasaba. Había trabajado con la misma intensidad todos los días. Entonces su cabeza le hizo una pregunta: ¿Cuándo fue la última vez que afilaste tu hacha?

Realmente, no he tenido tiempo. Estuve demasiado ocupado cortando árboles.

 

Y tú, ¿estás demasiado ocupado en tu día a día que no te permites estar contigo mism@? ¿Por qué no te lo permites? ¿Qué pasaría si te lo permitieras? Estas respuestas son tus creencias.

Te recuerdo que nuestra vida se basa en nuestras creencias, no son buenas ni malas, sólo que algunas nos sirvieron en su momento pero ahora ya no, a estas las llamamos limitantes ya que nos limitan a no poder avanzar, evolucionar en esta vida. 

Cuantas más creencias limitantes transformes más conectad@ estarás contigo mism@ y más te amarás.

 

Te acompaño en este camino de transformación a través de la técnica ThetaHealing.

Si quieres más información ponte en contacto conmigo o pide ya tu primera sesión. Será un placer acompañarte en este viaje.

Escribir comentario

Comentarios: 0