Cuentos Budistas

Cuentos Budistas · 19. octubre 2018
“Había una vez un campesino que fue al bosque vecino a atrapar un pájaro para tenerlo cautivo en su casa. Consiguió cazar un pichón de águila. Lo colocó en el gallinero, junto con las gallinas. Comía mijo y la ración propia de las gallinas, aunque el águila fuera el rey o la reina de todos los pájaros. Después de cinco años, este hombre recibió en su casa la visita de un naturalista. Mientras paseaban por el jardín, dijo el naturalista: - Este pájaro que está allí no es una gallina. Es

Cuentos Budistas · 23. septiembre 2018
Un día, un joven fuerte llegó a un campo de leñadores para pedir trabajo. Al ver su aspecto, el encargado le contrató sin dudarlo. El primer día, su trabajo fue muy duro y su producción excelente. Todos estaban alegres por su rendimiento. Curiosamente, el segundo día su producción fue la mitad, aunque había trabajado con la misma ferocidad. El tercer día, aún peor. Los árboles que cortó fueron muy pocos. Cuando le consultaron por su pobre trabajo, el joven respondió que no sabía lo que pasaba...